El gato puede comer el hígado? Beneficios y riesgos por gato

Alimentación del gato El gato puede comer el hígado? Bueno y riesgos para el coño DiRossana Buccella – 19 de febrero de 2021

El hígado es un alimento nutritivo y, en cuanto a todo, nos preguntamos si podemos dárselo al gato. Averigüemos si el gato puede comer el hígado.

El gato puede comer el hígado

La nutrición es importante, para nosotros es para nuestro adoración. Pero sabemos bien que no todo lo que comemos también se puede dar al gato, o al menos no en las mismas cantidades que generalmente ingirimos.

Y con cada comida, cuando lo vemos acercándose a la búsqueda de algunas de las nuestras, nos duda: podemos dárselo? Tal vez le hará daño, tal vez no, pero antes de dar un mordisco a nuestro almuerzo debemos estar seguros de que puede comerlo.

Esta regla fundamental también se aplica al hígado : descubrimos este alimento, si el gato puede comerlo y lo que puede ser el bien o los riesgos para su salud .

El gato puede comer el hígado? Qué saber

Cada alimento tiene numerosas propiedades beneficiosas para nosotros, si naturalmente seguimos una dieta sana y equilibrada. Y entre estos alimentos, el hígado cae: para algunos es sabroso, para otros solo es una necesidad, pero en cualquier caso tampoco para nuestro cuerpo.

El gato come carne

Cuando comemos el hígado, tenemos la tentación de darle un poco a nuestro gato. Pero sabemos si el gato puede comer el hígado? Ya sea que este alimento sea o no?

Somos responsables de la salud del gato, y somos nosotros, por lo tanto, quienes debemos dar qué hacer que coma, respetando sus necesidades alimentarias . Si fuera por él, aún más si es codicioso, se arroja la cara en todos los platos que contienen los platos de nuestros almuerzos.

De hecho, <culo es atraído por el aroma de un alimento , por curiosidad, no es consciente de los efectos que puede tener sobre él cuando come algo o cuando lo abusa.

Entonces, incluso cuando cocinamos el hígado para la cena, antes de darle algunas piezas al gato, necesitamos saber si puede comerlo.

El hígado es nutritivo , rico en proteínas, hierro y alto en minerales y vitaminas: es considerado uno de los alimentos con más contribuciones nutricionales , casi sin paralelo.

Por lo tanto, es obvio que agregarlo a nuestra dieta es importante. Y en el gatito? Bueno, en pequeñas dosis y no diariamente nuestro gato también puede comer el hígado .

Le traerá el mismo bien que aporta a nuestro cuerpo, pero que «en pequeñas dosis» debe ser la regla fundamental para ser siempre respetado, para evitar causar pemes graves. Analicemos el bien y los riesgos de este alimento por gato.

El hígado en la alimentación del gato: bueno

Habiendo comprobado que el gato puede comer el hígado con rectitud, veamos cuáles son los buenos para su cuerpo.

beneficios hepáticos por gato

Si tiene que mirar el vaso siempre medio lleno, mejor comience hablando del bien que el hígado trae al gato , no doy una pequeña premisa sobre su vida depredadora.

Sabemos muy bien que el gato es un animal carnívoro y cuando aún no está domesticado, cazó presas para ser alimentadas (como todavía sucede hoy si pensamos en gatos callejeros), obteniendo todos los puños de sus carnes que necesitaba.

Y <también sonriendo el hígado de su predi asimiló los antojos nutritivos indispensables para su organismo, tales como:

  • vitamina A: que ayuda al ema inmune, apoya el crecimiento y el funcionamiento adecuado de los huesos, una ayuda válida también para los dientes, para la vista, para los tejidos y el cartílago;
  • taurina: una aminoa que es la base de la composición de proteínas. Este último es esencial para la dieta del gato, ya que su cuerpo no produce lo suficiente, y es necesario integrarlo en su dieta a través del suministro adecuado de carne, para garantizar un desarrollo corporal perfecto.

El hígado también es rico en :

  • hierro: una ayuda válida para la sangre;
  • cobre: que late el surento de hierro, garantizando energía;
  • calcio: esencial para la salud de los huesos y dientes, pero también para ingresar a diferentes procesos metabólicos;
  • vitaminas del grupo B: reducen el estrés al proporcionar la carga de energía adecuada.

También es una fuente de vitaminas D, E, K, de minerales , como zinc y fósforo de selenio, de magnesio . En resumen, el hígado es un excelente alimento para el gato, una fuente esencial para la contribución a su cuerpo de numerosos productos.

Sin descuidar el hecho de que satisface sus necesidades de proteínas , indispensable para una rápida renovación, para el crecimiento muscular, para enere inmune ema y más.

Hoy, es nuestro trabajo cuidar la dieta saludable y equilibrada del gato, y un poco de hígado cortado en pedazos pequeños de vez en cuando solo puede hacerlo bien .

Taurina en el gato: qué es y por qué es fundamental para su gato

Riesgos hepáticos para gatos

Pero, el vaso también está medio vacío, lo que significa que debemos prestar mucha atención a cuánto comemos gato, por una razón muy importante que ve la vitamina A como protagonista

gato enfermo

Cuando todavía es depredador, el gato se alimenta de presas pequeñas, por lo tanto la cantidad de hígado que ingirió fue mínima (piense en el tamaño del hígado de un ratón, por ejemplo). Por esta misma razón, la cantidad de hígado que le damos hoy también debe ser mínima.

Esto se debe a que el hígado contiene vitamina A que, aunque es muy adecuado para el gato, si se toma en dosis excesivas puede convertirse en tos : causa problemas de salud graves y, en casos raros, también puede provocar la muerte .

Obtener demasiada vitamina A para comer, y luego hacer que coma demasiado hígado y durante mucho tiempo, le causa pemas severos en su estructura esquelética y huesos, pemas muy dolorosos tales como:

  • lesión y deformidad en los huesos;
  • crecimiento de espuelas a los huesos de la lonada espinal y ti;
  • osteoporosis;
  • rigidez articular.

Estos son solo algunos de los pemas severos debido a una intosción de vitamina A. Acompañado de síntomas tales como:

  • cansancio;
  • disminución del apetito;
  • pérdida de peso excesiva;
  • muchos más.

Entonces, nuestro trabajo es prestar mucha atención cuando comemos el hígado a nuestro gato . No debemos excluirlo de su dieta por miedo, sino tener cuidado con las cantidades que le comemos: servirlo en lo correcto, es decir en pequeñas cantidades de vez en cuando , solo traerá muchas cosas buenas. al gato, evitando así los riesgos.

</cat stronlattie debido a la nutrición: qué son y qué evitar

Consejos útiles

El hígado en pequeñas cantidades y no con frecuencia en un gato, es demasiado dañino para su cuerpo.

consejo de alimentación del gato

Y tenemos que definir las cantidades correctas para que coma: poco es sinónimo de bien , demasiado cono para envenenar a nuestro gato.

Pero además de esta importante «regla», para evitar que el hígado se vuelva peligroso para nuestro gato, debemos prestar mucha atención a un factor adicional: el origen del hígado cuando vamos a comprarlo.

Elegir solo fegaesco y derivar de animales criados en pastos es una garantía de excelente calidad. De hecho, este alimento estará libre de antibióticos y hormonas, ideal para una nutrición saludable del gatito.

Cómo hacer que nuestra pequeña adoración coma hígado? Podemos preferir pequeños trozos de hígado tanto cocidos como crudos , pero siempre que sea orina fresca y controlada.

Prestar atención a esto significa amar a nuestro gato, pero a veces dos ojos no son suficientes, y nos damos cuenta de que el coño rebuscó en la cocina y devoró todo el hígado que habíamos comprado, es necesario llevarlo inmediatamente al veterinario.

Rossana Buccella

Rossana Buccella Pussycat puede comer coco fuente de alimentación de pelo largo pixiebob

Deja un comentario