cuidado con los golpes de calor en los perros

Se acerca el verano y con el calor hay muchos peligros para los perros. Cada temporada trae consigo la aparición de diversas enfermedades. En primavera, muchos insectos son peligrosos para los perros, lo que provoca graves enfermedades parasitarias. Asimismo, en invierno el frío es letal para los perros. Cuando llega la temporada de verano, el calor es uno de los peores enemigos de los perros.

Entre los riesgos a los que se enfrentan, el golpe de calor en los perros es uno de los más frecuentes.

Hay algunas señales que le ayudarán a detectar a tiempo un golpe de calor y a prevenirlo.

Cómo prevenir el golpe de calor en los perros

En primer lugar, el pelaje grueso puede ser una carga para su perro. Aunque el cuerpo del perro es termorregulador, recortar o esquilar el pelo ayuda al perro en las épocas de más calor.

Preste atención a las almohadillas de su perro y evite llevarlo al asfalto caliente o a la arena durante las horas más calurosas del día.

Evite dejar a su perro en el coche y recuerde crear zonas de sombra en la casa o el jardín.

Todos los perros sufren el calor. Sin embargo, los perros muy jóvenes y de edad avanzada corren un mayor riesgo, así como los perros con afecciones cardíacas o ciertas razas de perros con enfermedades respiratorias y las razas braquicéfalas, es decir, con el hocico aplastado.

Golpes de calor en perros: cómo reconocerlos

Golpes de calor y comportamiento anormal en perros

Jadeo – Cuando su perro jadea con el calor, su boca está ligeramente abierta. Si el golpe de calor aumenta, abrirá la boca completamente para tomar aire, con la lengua fuera.

En este caso, es importante llevar al animal a una zona sombreada y fresca, cerca de un ventilador, y darle agua fresca.

Hipersalivación en el perro – Si el perro tiene mucho calor, empezará a salivar. Esto es una clara señal de que el perro está tratando de regular su temperatura corporal.

El perro se detiene a menudo para descansar – Si el perro tiende a detenerse en la calle y acurrucarse durante un paseo, esto indica que está sufriendo los efectos del calor.

En tal caso, es conveniente dar al animal un descanso y agua.

Enfría al perro mojando su hocico, su cabeza y un poco de todo su cuerpo. En el peor de los casos, lleva al animal al veterinario.

Golpes de calor y disfunciones en perros

Latidos rápidos o irregulares: si los latidos del corazón aumentan o se vuelven irregulares, es un signo de sobrecalentamiento. Se trata de una reacción que depende de la termorregulación del cuerpo, por lo que el corazón bombea más sangre.

En estos casos, es aconsejable llevar al perro al veterinario inmediatamente.

Aumento de la temperatura corporal – Cuando la temperatura de su perro supera los 39 °C, se sugiere mantenerlo bajo control y aplicarle compresas refrescantes.

Golpe de calor: signos de alarma- Algunos signos de alarma son el letargo, los vómitos, la diarrea, la falta de apetito, la pérdida de equilibrio y de coordinación motora o las convulsiones.

Si se observan estos signos, hay que llevar al perro al veterinario, ya que existe el riesgo de que se produzcan graves daños en los órganos, que en el peor de los casos podrían resultar mortales para el animal.

Golpe de calor: cómo refrescar a su perro

perros verano

Si su perro sufre un golpe de calor, existen algunos métodos para refrescarlo:

  • Poner hielo en una toalla húmeda y extenderla sobre el cuerpo del perro.
  • Poner cubitos de hielo en el cuenco de agua
  • Poner a disposición de tu perro una tina de agua en el jardín para que se bañe.
  • Proporcionar zonas de sombra donde el perro pueda permanecer y ventilarlas si es posible
  • no bañe a su perro con agua helada, sino a temperatura ambiente

Deja un comentario