El comportamiento de los perros se relaciona con problemas de salud: así es cuando ocurre

A veces, el mal comportamiento de un perro está en realidad relacionado con graves problemas de salud: he aquí cuándo actuar y qué hacer para ayudar a nuestro amigo de cuatro patas.

Puede ocurrir tanto en perros adultos como en cachorros, o en perros de edad avanzada: el perro se porta mal o se comporta de forma extraña, por ejemplo mostrando un comportamiento agresivo, fóbico, hiperactivo o depresivo.

Aunque no mucha gente es consciente de ello, el comportamiento de un perro suele estar relacionado con su estado de salud y es necesario saber captar este tipo de señales.

Las posibilidades son, como mínimo, infinitas: una disfunción tiroidea, una nutrición incorrecta, reacciones adversas a los cínicos o a las vacunas son sólo algunas posibilidades. Antes de consultar a un experto en comportamiento canino, puede ser necesario tomar medidas sobre la salud de Bobi: descubramos cuándo y cómo.

También puede ocurrir en los perros: la reacción a ciertos fenómenos relacionados con la salud se traduce en un comportamiento inusual o indeseable. En los perros, suele deberse a reacciones a vacunas, medicamentos o disfunciones.

El perro cambia de comportamiento debido a una disfunción tiroidea

Latiroides es uno de los principales problemas de salud que provocan cambios en el comportamiento normal de los perros: recientemente se ha observado una tendencia similar en los gatos con hipertiroidismo.

Los signos más comunes incluyen una variedad de comportamientos que a menudo alternan entre la confusión y el desorden, incluyendo: agresión hacia las personas y otros animales, trastornos convulsivos en la edad adulta, desorientación, temperamento triste, hiperactividad, fobias, ansiedad, sumisión, depresión.

Por lo general, tras un episodio de comportamiento anormal relacionado con una enfermedad tiroidea, el perro parece desorientado y no entiende lo que acaba de suceder.

Comportamiento del perro relacionado con la salud: alergias

Algunos perros muestran un comportamiento inusual y a menudo indeseable junto con una reacción alérgica a los repelentes de pulgas y garrapatas: en estos casos, el perro también mostrará enfermedades de la piel o del pelo como alopecia, dermatitis alérgica y pioderma.

Este problemastismo suele seguir un patrón definido: el cachorro es inicialmente bonachón, amable y extrovertido. Cuando llega a la edad de la pubertad, la personalidad y el comportamiento del perro cambian repentinamente: el nerviosismo, el miedo a los extraños, la desorientación y la falta total de atención se imponen.
En casos graves, el perro también muestra un comportamiento agresivo peligroso, especialmente hacia los niños.

Reacción adversa a las vacunas en los perros

Por último, el perro puede mostrar un comportamiento indeseable como reacción adversa a determinados tipos de vacunación: incluso parece que hay vacunas que desencadenan una coencefalitis grave en los perros.
En cuanto las reacciones adversas a la vacunación llegan al cerebro, también se producen cambios de comportamiento.

Tras las primeras vacunas, los cachorros cambian su comportamiento habitual. Si tomamos como ejemplo los estudios sobre la vacunación contra la ia, se encuentran episodios de agresividad, miedo, falta de control de los impulsos. Para reducir estos efectos secundarios, existen remedios homeopáticos para perros que pueden administrarse siguiendo el consejo de su veterinario.

Deja un comentario